Inicio Seguridad Asaltaron a una familia. Golpearon al esposo

Asaltaron a una familia. Golpearon al esposo

676
0

Pepi Mazoyer y Pablo Frighetto, dos reconocidos vecinos de nuestra comunidad, fueron asaltados el sábado último en su casa de la Avenida Villamayor, a metros del Instituto San Luis Gonzaga.

El hecho ocurrió minutos después de las 14 y comenzó cuando la esposa se ausentó de la vivienda, junto a su nieta adolescente, con el objetivo de realizar comprar en un comercio céntrico.

En esos momentos, Pablo, que se encontraba en el living de la casa acomodando documentos, fue sorprendido por dos malvivientes armados que lo redujeron violentamente.

“Uno de ellos se mostró muy nervioso y tras aplicarle un culatazo con el arma que le produjo una herida sangrante en el cuero cabelludo, comenzó a golpearlo y a pedirle dinero”, explicó la esposa que llegó a su domicilio unos pocos minutos más tarde, acompañada con su nieta. “Por uno de los ventanales lo vi a Pablo ensangrentado y tirado en un sillón y a uno de los delincuentes apuntándole con el arma. Alcancé a decirle a mi nieta que escapara porque lo estaban asaltando al abuelo y entré a la casa por la parte posterior. Creo que ellos no la vieron salir corriendo, porque continuaron con el asalto como si nada pasara”, explicó la mujer que reconoce haber mantenido la calma en todo momento, actitud que hizo que los malvivientes también se calmaran y dejaran de golpear a Pablo.

“Les pedí que no le pegaran más porque él es cardíaco y les dije que se tranquilizaran que les íbamos a dar todo el dinero que teníamos en la casa y que era una suma importante, porque esa tarde íbamos a realizar un pago”, cuenta y recuerda que uno de ellos (el más calmo), la llevó hasta la habitación y le exigió que le entregara todo el efectivo. “Le dí lo que teníamos y se tranquilizaron. Me pedían dólares y objetos de valor. Lo único que tenía era una medalla de Hernán (hijo de la familia, fallecido siendo muy joven), pero le dije que no se la iba a dar aunque me matara y me largué a llorar. Eso parece haberlo conmovido, porque la dejó arriba de la mesa de luz y no me pidió más nada”, cuenta.

El atraco duró no más de 10’ y los malvivientes se fueron, llevándose el automóvil de la familia y un teléfono celular.

Inmediatamente que los delincuentes se retiraron con el botín y el auto de la familia, llegó un móvil de la policía, alertados por la hija del matrimonio, por lo que se desplegó un intenso operativo con la participación de efectivos de ciudades vecinas, aunque sin resultados positivos, pese a que el lunes en horas de la noche apareció el vehículo en un camino rural de Marcos Paz, a pocos metros de la ruta 6.

El robo a la familia Frighetto es el cuarto de similares características que se produce en muy pocas semanas, lo que tiene en alerta a las autoridades locales y angustiados a los vecinos que observan cómo se repiten casi semanalmente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here