Inicio Actualidad Los 77 años del Campo de Pato

Los 77 años del Campo de Pato

1209
0

Las Heras es la Capital Nacional del Pato, actualmente es el campeón argentino y entre los 10 mejores jugadores de la historia, seguramente habrá varios herenses.

Es que la ciudad, como ocurre con Gral. Belgrano, por ejemplo, respira nuestro Deporte Nacional y nuestros jóvenes crecen viendo a las figuras que los precedieron y sueñan con seguir sus pasos.

¿Pero cuándo comenzó esto?

Tenemos la fortuna de poder hablar con alguien que vivió esos primeros palotes de un deporte que tiene sus orígenes en los comienzos de estas tierras, aún antes que el país naciera.

“En la época del virreinato se hacían “carreras de pato” que consistían en llevar pequeños animales (algunas veces un pato dentro de un saco de cuero o un cordero) de una estancia a otra o entre dos estaciones. No había reglas y eso hizo que fuese prohibido en distintas épocas”, nos cuenta Raúl “Vasco” Ithurburu, un joven entusiasta en los comienzos de la década del 40, cuando llegó al pueblo el comisario Sigfredo Imaz.

Se empezó a correr la voz que el nuevo comisario iba a caballo a la estación cuando llegaban los carros lecheros. Llevaba una pelota con manijas que la tiraba hacia arriba y la levantaba del piso sin bajarse del caballo. Un día se encontró con Don Marcelo Echegaray y le contó que se trataba de un deporte que se estaba haciendo popular en La Plata, desde donde él venía. Le pidió que buscara a algunos amigos, a su hijo y a los amigos de su hijo que les gustase andar a caballo y que fueran a su quinta a un asado y que les enseñaría de qué se trataba”, cuenta Vasco que recuerda que ese domingo se juntaron en una quinta cerca de la ruta. Había un pedazo de tierra de 30 x 50 con un eucaliptus en una de las cabeceras. En una horqueta le cruzaron un travesaño y allí nomás, después que el comisario les explicara los fundamentos del juego, armaron un partidito.

“Todos quedaron entusiasmados – cuenta Vasco – así es que al poco tiempo nos juntamos y quedó armado el Campo. Primero se alquiló un predio cerca donde actualmente está el Barrio Federal y fuimos a inscribirnos en la Federación Argentina”. El primer problema surgió con el color de la camiseta ya que propusieron que fuese azul y ya lo tenía El Cencerro, un club de Pontevedra.

“Estábamos reunidos en el escritorio del escribano Rogers, al lado del restaurante de Matute, y todos tirábamos colores, aunque la mayoría ya lo tenían otros campos. Hasta que alguien vio el secante que estaba sobre el escritorio (de esos que se usaban cuando se escribía con pluma y tintero) y propuso que el rosa fuese el color. Rápidamente nos pusimos de acuerdo y se le colocaron mangas y cuello negro y quedó instituido”, recuerda Ithurburu que cuenta que, al principio, sufrieron un poco las bromas por el color de la camiseta, pero después se fueron acostumbrando hasta que, cuatro años más tarde, obtendrían el primer Abierto de la mano del propio Vasco, Raúl Linaza, Jorge Yavén y Marcelo Echegaray.

Hoy, la entidad cumple 77 años de vida y no sólo es el actual campeón Argentino, sino que posee su propio campo de deportes y se ha transformado en una institución pujante dentro de la comunidad.


Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here