Inicio Actualidad Herense trajo el avión que será emplazado en el Paso de los...

Herense trajo el avión que será emplazado en el Paso de los ExCombatientes de Malvinas de Navarro

9036
0

Walter Bo ya es un herense porque lleva cerca de 10 años viviendo en nuestra ciudad y cada vez es noticia por estar involucrado en acciones que no pasan desapercibidas. En 2008 ayudando en las inundaciones de Salta. En junio de 2020 por coordinar una caravana de 36 camiones que viajó hasta San Juan para traer insumos sanitarios por la pandemia. Y recientemente, el miércoles 21, llegando a Navarro proveniente de la base naval Espora en Bahía Blanca, con la aeronave S-2 TRACKER que será emplazado en el Paso de los ExCombatientes de Malvinas de esa localidad.

La travesía comenzó el lunes, aunque llevó varios meses de trámites, y fueron 3 días, desde que salió del hangar 4 de la base bahiense, hasta que pisó suelo navarrense.

Walter Bo, transportista de Las Heras, dispuso su camión, tiempo y recursos, para traer el cuerpo del avión. Mientras que desde la municipalidad, además de recursos materiales y humanos, se aportó todo lo necesario para que el traslado se concrete. Dos trabajadores del municipio, Nicolás Fassi y Domingo Enrique, cargaron en el carretón las alas y emprendieron viaje.

Cada ciudad o pueblo que fue cruzado, era una fiesta en las rutas, el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, a través de Juan Manuel Aravena, dispuso la seguridad, los municipios por los que pasó la travesía apartaron móviles, camionetas, patrulleros y/o motos que custodiaban el paso por su distrito.

Walter Bo.

Gastón Ponce de León y Matías Palazzesi hicieron las veces de coordinadores, guías y apoyo durante el trayecto que tuvo a los veteranos Daniel Torres, Alfredo Onetto, Juan Carlos Parenti, Pedro Traboni y Juan Carlos Gutiérrez como guardianes de la aeronave.

En el predio, cuando el reloj marcaba las 18.30, esperaban cientos de vecinos, otros cientos saludaron su paso luego de dejar atrás el predio de la laguna. Cuando el camión subió a la plaza y la luz de stop se encendió por última vez, un cerrado aplauso dominó el acto y fueron muchos los abrazos sentidos entre los presentes. El Ejército adhirió haciendo sobrevolar y saludando con un helicóptero destinado al efecto.

Ahora vendrá el turno de la restauración, pintura y emplazamiento, pero esa es otra historia y comenzará a escribirse en los próximos días.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here